viernes, junio 14, 2024
viernes, junio 14, 2024

Mujeres al volante: La Matanza sumó dos conductoras de ambulancias

.

Adriana y Érica son las primeras mujeres en conducir ambulancias en La Matanza, marcando un cambio cultural en una actividad laboral que sigue siendo principalmente masculina.

Si miramos por el espejo retrovisor observamos que la primera mujer en conducir una ambulancia en el país lo hizo hace 17 años. Esto da cuenta de que los cambios culturales en materia de género son progresivos y tardan en llegar a los territorios.

La oportunidad

El 25 de noviembre de 2023, Día Internacional Contra las Violencias hacia las Mujeres, el municipio oficializó la inclusión de las conductoras a través del programa “Mujeres al Volante”, a cargo de la Secretaría de Salud.

Empezaron a conducir ambulancias el 14 de noviembre de 2023. En esta nota cuentan su historia para que muchas más se animen a dar el primer paso.

Adriana Requín tiene 44 años, actualmente vive en Villa Madero pero toda su vida vivió en Isidro Casanova. Conduce desde los 17 años y es la primera vez que trabaja de choferesa.

.– ¿Cómo empezaste a conducir?

.- Le pedí a un novio que tenía en ese momento que me enseñe y desde que aprendí, nunca más me olvidé cómo hacerlo. Para practicar le sacaba el auto a mi hermano, a mi papá. Ya son 10 años que manejo con continuidad. Cuando me propusieron ser parte del proyecto no lo dudé porque me encanta manejar.

Cuando me propusieron ser parte del proyecto no lo dudé porque me encanta manejar”.

Adriana Requín, conductora de ambulancias del Municipio de La Matanza

Por su parte, Érica Gnatowski vive en Casanova, es Técnica en laboratorio y primera hija de un padre apasionado por los autos que no solo le enseñó a manejar, también a desarmar y armar motores. Conduce desde los 16 años y antes de manejar una ambulancia hizo de todo: desde trabajar en un lubricentro que tenía su padre, hacer fletes y remises, hasta que logró recibirse de técnica.

.- ¿Qué pensaste cuando te propusieron ser parte del proyecto?

.- Dije que sí desde el primer momento. Me pareció interesante para mí y para otras mujeres que tal vez no se animan o tienen miedo. A veces se trata de darnos un empujoncito entre nosotras. Hace falta una para que las demás se vayan animando, que las demás te vean y se pregunten: ¿si ella puede por qué yo no?

A veces se trata de darnos un empujoncito entre nosotras. Hace falta una para que las demás se vayan animando, que las demás te vean y se pregunten: ¿si ella puede por qué yo no?

Érica Gnatowski, conductora de ambulancias del Municipio de La Matanza

Ante la pregunta de qué significa manejar, la respuesta de ambas apuntó casi a lo mismo: independencia, empoderamiento, libertad.

El trabajo de conductora de ambulancia no solo se limita a manejar. Érica, que se desempeña además como técnica de laboratorio en la Región II, cuenta su experiencia de trabajo junto a los choferes que conducían ambulancias en los años del Covid-19. “Yo hacía extracciones móviles y pude observar que es un trabajo que requiere de mucha humanidad, formación y compromiso. Es una labor invisibilizada. Conocer la tarea que llevan adelante, me motivó muchísimo para sumarme al proyecto”, reflexiona.

Para conducir una ambulancia se necesita de una capacitación constante. “Es importante la correcta y responsable utilización de las velocidades, saber para qué sirven las sirenas, cómo cargar un paciente en la vía pública. La manipulación de camillas es importante porque se necesita mucha técnica y no tanta fuerza”, comentan las choferesas.

El programa

El programa “Mujeres al volante” fue pensado por la Secretaría de Salud y articulado con la Dirección de Choferes de Ambulancias. “La inclusión de estas dos primeras mujeres como choferesas de ambulancias en el distrito, no sólo enfatiza la importancia de la igualdad de oportunidades, sino que también mejora la calidad de los servicios de emergencia y aporta a la diversidad en el equipo de atención médica”, señalaron desde el área.

Gabriela Álvarez, ex Secretaria de Salud Local e impulsora del programa, reflexiona sobre cómo surgió. “Siendo mujer y estando al frente de la Secretaría de Salud,  siempre tuvimos en cuenta las políticas de género tanto en la Secretaría como en el Municipio. Algunos de los lugares en los que nos faltó intervenir fue en la Dirección de Chóferes de Ambulancia que son todos varones, es por eso que pensamos en incluir a aquellas que quisieran ser choferesas en esta Dirección. Se fueron sumando algunas de ellas y de a poco se van sumando muchas más municipales”.

Se fueron sumando algunas de ellas y de a poco se van sumando muchas más municipales.”

Gabriela Álvarez, ex Secretaria de Salud Local e impulsora del programa “Mujeres al volante”

La búsqueda de conductoras es interna para trabajadoras de la Municipalidad de La Matanza. Con esta oportunidad, las mujeres y diversidades sexuales abren rutas y caminos en el territorio y en la vida. Pioneras en el Municipio de La Matanza que, con la implementación de políticas públicas, impulsa la equidad de género.

conductoras choferesas ambulancia
Foto SMPDGYD de La Matanza

Matanza avanza sin machismos.


Foto de Portada: SMPDGYD de La Matanza

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img

Novedades

spot_imgspot_img

Te puede interesar

8M: No hay Justicia Social sin Justicia de Género

Este Día Internacional de la Mujer Trabajadora nos encuentra...

Entrevista exclusiva a las abogadas de Lucía Pérez

El 8 de octubre de 2016 Lucía Pérez Montero,...