viernes, mayo 17, 2024
viernes, mayo 17, 2024

Traniela Campolieto: “ser trans es una aceptación, no una decisión”

.

Entrevistamos a la primera Capitana transgénero de linea aérea de Argentina y Latinoamérica. Traniela Campolieto, de ella hablamos, genera tanto admiración como expresiones de odio en redes sociales.

“A nivel continental, en Latinoamérica (de México hacia abajo) soy la primera comandante de línea aérea, no así en Estados Unidos y tampoco en Europa, donde tenemos una comandante trans de la empresa Lufthansa ¡que se visibilizó hace 30 años!”, resalta Traniela Campolieto y asegura: “mi experiencia es un avance para el colectivo trans, para todas las personas que estén por dar un paso hacia adelante”. Tiene 48 años y genera respuestas intensas en redes sociales desde que salió del closet, un año atrás.

.- Decís que haber transicionado de adulta genera una diferencia entre vos y otras personas trans. ¿Podrías contarnos un poco más por qué creés y sentís eso?

.- No siento que haya una diferencia sino que ciertas personas del colectivo trans me hacen diferencia, marcando, por ejemplo, que no estoy tomando hormonas o el tono grave de mi voz… señalan que no “parezco” una mujer. Creo que tienen en su mente un estereotipo que pareciera que hay que cumplir para estar dentro del colectivo y considerarse una persona transgénero. Hay una falta de información dentro del propio colectivo (ni hablemos de afuera del colectivo, donde también hay mucha desinformación), una rigidez para aceptar a una mujer transgénero que transiciona a edad adulta,  “más tarde”. Y en realidad no hay una edad para transicionar, hay personas que transicionan a los 60 años pero que quizás no están tan expuestas o hacen trabajos no tan expuestos como el mío… Yo ya sabía cómo era todo lo que iba a recibir de parte de la sociedad pero tengo amigas que todavía no salieron del clóset y están muy preocupadas por el trato que recibo.

.- ¿El maltrato sucede cuando te ven o en las redes sociales, como violencia digital?

.- Solo en las redes sociales ¡Es como si tuviera dos vidas! (Se ríe). Tengo una vida virtual que es bastante intensa -uso los medios para visibilizarme- y la vida real, cuando voy a trabajar o me reúno con una persona física, con un periodista o con una otra mujer que me hace preguntas… suceden cosas totalmente diferentes a lo que siento en las redes. Siento muchísima violencia en redes y en la vida real absoluto amor.

Siento muchísima violencia en redes y en la vida real absoluto amor.”

Traniela Campolieto, Capitana transgénero de línea aérea

.- ¿Por qué pensás que sucede esto?

.- La violencia en redes creo que está relacionada con el miedo a un montón de cosas… (hace una pausa y me mira como preguntando si quiero ahondar en eso o no, a lo que asiento). El miedo principal es el miedo a la homosexualidad. Es decir: el miedo al gusto por la mujer trans y pensar erróneamente que eso es homosexualidad.

Toda esa complejidad hace al atacante principal: la misma persona me manda mensajes, primero pretendiendo acercarse a mí y como no lo logra, me empieza a atacar.

La segunda cuestión que creo que hay es el celo o la envidia de algunas personas trans por la exposición. La mayoría de las mujeres trans y cisgénero tienen conmigo una relación bastante buena en las redes y fuera de las redes también. Pero algunas critican mi visibilización diciendo que yo no soy una mujer trans porque uso peluca, porque tengo la voz grave, porque tengo un cuerpo de hombre, porque tengo músculos y una serie de cosas… cuando en realidad es una cuestión personal de un sentimiento que luego se transforma en una construcción social con el tiempo, que nada tiene que ver con la genitalidad y tampoco con la sexualidad.

.- Ahora que hablás de autopercepción, de cómo una se siente. En algunas entrevistas que te han hecho, escriben “decidió hacerse trans”… ¿Qué opinás?

.- Lo único que decido es qué ropa voy a poner mañana (risas) ser trans es una aceptación. Lo mismo pasa con las orientaciones sexuales. Dentro de todo el colectivo e LGBTQ+ aceptamos lo que somos. El proceso de aceptación es lo significativo. En todo este tema no se decide nada. En el periodismo cuesta mucho que pongan “aceptación” pero porque ya tienen la idea de que es una decisión, no porque lo hagan con maldad o con alguna cuestión no siento que haya una mala intención en eso.

Dentro de todo el colectivo e LGBTQ+ aceptamos lo que somos. El proceso de aceptación es lo significativo. En todo este tema no se decide nada.”

Traniela Campolieto, Capitana transgénero de línea aérea

.- ¿Seguís formando parte de la Comisión de Diversidad de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas de Argentina?

.- Eso fue al principio, hace mas o menos un año. Cuando me visibilicé me invitaron de la Asociación de Pilotos y de la propia compañía y de la Mesa de Género de Aerolíneas. Actualmente colaboro porque son mis colegas, pero no formo parte activa. Sí tengo mucha relación con una colega de Aerolíneas, una compañera de otro sector que trabaja para Urbana Trans.

.- Tus inicios fueron en la carrera militar y, por ese entonces, ya hacías crossdressing [N. de A.: el acto de vestirse con ropa tradicionalmente asociada a otro género] ¿Cómo recordás esos tiempos?

.- Yo, digamos (se pone seria)… Me visto “de nena” desde los cinco años. Desde esa edad yo me siento una nena y bueno, luego una mujer. Y yo no recordaba… O sea, nunca me di cuenta de lo que estaba haciendo hasta que de grande entendí: lo que era un juego, jugar a ser nena, después se transformó en una identidad.

Era una persona bigénero es decir, nunca tuve el problema de sentirme o estar en el cuerpo equivocado. Las personas bigénero están dentro del paraguas del transgénero… Lo que ocurrió a lo largo de mi vida es que empecé a tener la necesidad de expresarme como mujer.

.- Cada vez con mayor intensidad…

.- Así es. Y cada vez en lugares públicos, ocupando un lugar en mi vida cada vez más importante hasta que desplazó al género masculino. Ahora soy transgénero.

.- Muchas personas transgénero eligen no mencionar su nombre previo a la transición o “nombre muerto”. Vos lo mencionás abiertamente.

.- Yo también le digo el nombre muerto, incluso cuando me refiero a quien era antes hablo de “mi ex marido difunto” (risas). Pero bueno, no tengo problema de mencionar al Daniel que era. Es decir, está muy bien el paso que di, la aceptación que tuve que hacer conmigo misma y me llenó de felicidad porque ese rato que pasaba siendo Traniela en la intimidad era algo súper alegre para mí. Era como una sensación de felicidad muy fuerte. Y eso lo tengo, lo trasladé y sabía que me iba a gustar y acá estoy, disfrutando cada minuto de mi vida. No sé cómo explicarlo pero de ninguna manera odio a mi nombre muerto o a la persona que yo era antes.  Lo recuerdo como una etapa de mi vida. Siento mucha felicidad al haber podido vivir también como hombre y ahora hacerlo como mujer. Siento que de alguna manera vino a agregarse a mi vida, un estado de superación, no de reemplazo.

Siento mucha felicidad al haber podido vivir también como hombre y ahora hacerlo como mujer. Siento que de alguna manera vino a agregarse a mi vida, un estado de superación, no de reemplazo.”

Traniela Campolieto, Capitana transgénero de línea aérea

.- ¿Qué pensás sobre la Ley de Cupo Laboral Trans?

.- Tengo una opinión sólida en cuanto a la positividad que tiene esta ley en el colectivo, a nivel de inclusión. Por otra parte, también me parece que es una ley que no se está aplicando del todo. En Aerolíneas Argentinas, sin ir más lejos, ese 1% no se ha cumplido. La ley dice que es para los puestos estatales pero también dice que hay una colaboración en la parte impositiva para las empresas privadas que tomen personas transgénero. En este momento tenemos 100 compañeras que habían ingresado por cupo que perdieron el trabajo, lo cual es un retroceso. Es una ley muy importante para el país que, además, sigue los principios firmados en la ONU por el Estado argentino en 2017, donde se establece la obligatoriedad de los Estados a incorporar personas transgénero.


.- ¿Tuviste algún temor al hacer la transición en el trabajo?

.- Temores sí tuve, por supuesto. Lo que no tuve fueron agresiones o violencia laboral. Mis colegas y la jefatura entre otros sectores de la compañía me han acompañado. En mi caso fue una alegría, fue como un renacer dentro de la vida misma, súper acompañada. Aerolíneas colaboró mucho con el tema del uniforme y la documentación, una licencia de piloto que necesitamos poder ingresar al extranjero.

.- ¿Algo que no te haya preguntado y que te interese expresar?

.- Quiero recalcar que la Ley de Identidad de Género hizo que yo esté en este lugar y realmente estoy muy agradecida a todo el trabajo que se hizo para su incorporación, su sanción y su implementación. Y respecto de la posibilidad de acceder a la hormonización, resaltar que es una decisión personal de cada una, pero que es muy importante ir a la consulta médica y no automedicarse. No hace falta cumplir con un estereotipo de hormonización. Es absolutamente negativo tener que hormonizarse para entrar dentro del estereotipo pero sí es válido hacerlo para estar contenta con una misma, si una lo desea.

Quiero recalcar que la Ley de Identidad de Género hizo que yo esté en este lugar y realmente estoy muy agradecida a todo el trabajo que se hizo para su incorporación, su sanción y su implementación.”

Traniela Campolieto, Capitana transgénero de línea aérea

Nuestra política pública de identidad de género y de cupo laboral trans es pionera en el mundo y es ejemplificadora. Tengo un colega de Sudáfrica, piloto hombre trans que le suspendieron la licencia por transicionar. Entonces se contactó conmigo su abogado para que le comente cómo es la política de Argentina respecto a la ley de cupo laboral trans y a la Ley Identidad de género y cómo hizo Aerolíneas para aceptarlo. Y esto lo llevó a la justicia de Sudáfrica.

Argentina es un ejemplo para el resto del mundo.


Foto de Portada: Gentileza Traniela Camplieto

spot_imgspot_img

Novedades

spot_imgspot_img

Te puede interesar

Ni Una Menos: la agenda feminista de la Secretaría

Hace siete años, mujeres, disidencias sexuales y algunos varones...

Si las buscamos, no desaparecen

El programa "Si las buscamos, no desaparecen" surgió con...

ESI para docentes: generando estrategias colectivas

La Educación Sexual Integral (ESI) nos impulsa a interpelarnos,...