martes, junio 25, 2024
martes, junio 25, 2024

Acompañamiento a familias de niñeces y adolescencias trans

.

Las políticas públicas cambian las vidas de las personas y ésta no es una mera frase hecha o un cliché.

El 3 de agosto de 2023 se cumplirán tres años desde la creación de la Secretaría de Mujeres, Políticas de Género y Diversidades de La Matanza y las actividades de las diferentes Direcciones se multiplican.

El viernes 9 de junio, la Dirección de Protección de Derechos organizó la primera merienda con familias de niñeces trans en la sede de la Secretaría, en San Justo.

Acompañamiento integral

“Venimos trabajando con el cambio de la identidad de niñeces trans buscando desplegar la mayor integralidad posible en las intervenciones. Nos encontramos con esta demanda que surge a veces de la necesidad de referentes adultos -madres, padres, xadres, hermanas- que necesitan hablar de esa transición; de cómo impacta la conformación de la identidad de género de esa niñez o adolescencia en el grupo familiar”, resalta la Lic. Cecilia Turquet, Directora de Protección de Derechos.

En la merienda, Andrea, mamá de Eric -varón trans-  expresó que “son muy importantes estos espacios para sentirnos contenidas, para adquirir herramientas, para acompañar a nuestros hijes y también para poder transicionar nosotros -los padres y las madres”.

Son muy importantes estos espacios para sentirnos contenidas, para adquirir herramientas, para acompañar a nuestros hijes y también para poder transicionar nosotros -los padres y las madres.”

Andrea, mamá de Eric, varón trans

Y ese es justamente el punto.

La transición no debe ser “asunto o problema sólo de esa persona” sino también de quienes le rodean. Entender esto y contenerles es dar un paso grande a la hora de pensarnos amorosa y políticamente en red.

Diversidad de acompañamientos familiares

En el encuentro participaron integrantes de 7 familias, 5 niñes e integrantes de Munay, una organización conformada por familiares de infancias y adolescencias trans que se juntaron con el objetivo de pensar los procesos desde la perspectiva vinculada a la propia vivencia de esas familias.

Turquet nos explica que el puntapié para organizar el encuentro fue la necesidad de tener conversaciones con padres, madres, xadres sobre cómo acompañaba cada familia esa transición en el seno familiar, con la familia extensa, con el sistema educativo, con el sistema de salud, con las amistades y con el entorno social que forma parte de esa niñez.

Cuando la ecografía nos arroja el dato de si tiene pene o vulva se proyectan determinadas expectativas sobre esa crianza y sobre la familia en general. Y cuando la transición ocurre, por lo general es algo novedoso que no se suele conversar. Cuesta encontrarse con personas a las que les esté ocurriendo alguna situación similar para poder charlar sobre los obstáculos o desafíos que se presentan, porque realmente es algo que la familia no espera. Entonces, escuchando esa demanda implícita es que surge la idea de poder generar esta invitación a charlar y, sobre todo, a conocerse”, sostiene Turquet.

En ese sentido, un dato no menor es que muches de les niñes que asistieron pudieron conversar, por primera vez, con otres pares que atraviesan el mismo recorrido.

Otros encuentros

La del viernes 9 fue la primera merienda pero se prevé la realización de nuevos encuentros bimestrales para poder generar grupalidad entre familias que tienen más recorrido, recursos y militancia en el acompañamiento y aquellas que aún se encuentran acompañando transiciones “de puertas adentro”.

Esta primera reunión es valiosa y precursora como política pública del municipio orientada al colectivo LGTB”, destaca la Directora de Protección de Derechos.

En el mismo sentido, Lorena, madre de Paloma espera que “haya muchos más encuentros donde esta familia se pueda seguir agrandando: para acompañarnos, informarnos, abrazarnos y contar un poco la experiencia de cada familia; para poder expresarnos, ver qué soluciones podemos encontrar para nuestras dificultades de entender y así poder visibilizar que necesitan vivir libre y felices”.

Una vez finalizada la merienda, Fernanda, integrante de Munay y mamá de Dana, una adolescente trans, expresó: “Me llevo el corazón lleno de satisfacción por ver cómo acompañan las familias, y por las experiencias que pudimos compartir. Darnos cuenta que no estamos solos en este camino. Somos muchas las personas que luchamos para que nuestres hijes tengan una mejor vida, más justa y más feliz”.

Me llevo el corazón lleno de satisfacción por ver cómo acompañan las familias, y por las experiencias que pudimos compartir. Darnos cuenta que no estamos solos en este camino.”

Fernanda, integrante de Munay y mamá de Dana, una adolescente trans

Porque sabemos que con cada actividad sembramos semillas de justicia en el territorio, a cada comentario transfóbico seguiremos respondiendo  con  militancia, sostén amoroso  y aprendizaje en red.

Para seguir avanzando sin machismos.


Diseño de Portada: Cristian Arrejin

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img

Novedades

spot_imgspot_img

Te puede interesar