viernes, mayo 17, 2024
viernes, mayo 17, 2024

9A: Día del Pago Igualitario en la Argentina

.

El 9 de abril es el Día del Pago Igualitario en la Argentina. Desde hace 6 años, la fecha busca visibilizar la brecha salarial que aún existe entre varones y mujeres. 

Según datos de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) realizada por el INDEC (Instituto Nacional de Estadística y Censos) en el primer trimestre de 2023, en Argentina, las mujeres ganan en promedio 25% menos que los varones por la misma tarea*.

Pero ¿qué es exactamente una “brecha salarial” y cómo se genera? 

Julia Strada, Doctora en Desarrollo Económico, Directora de CEPA (@ctrocepa) y Diputada Nacional por UxP, sostiene que existe un debate amplio que tiene que ver con que muchos varones y también mujeres nunca terminaron de comprender el significado real del concepto brecha salarial:

“Suele plantearse que la diferencia ocupando los mismos puestos de trabajo es mucho menor que el 30% y por esa razón se cuestiona el concepto de brecha salarial. A veces se toman ejemplos concretos de dos personas mujer y varón de la misma tarea. Se miran los recibos de sueldos y se dice ‘pero acá no hay 30% de diferencia’. Lo que ocurre es que cuando hacen eso no están mirando brecha salarial, están mirando seguramente alguna mala aplicación del convenio, alguna injusticia en relación a las categorías asignadas a las mujeres. Pero el concepto de brecha salarial es otro: remite a la masa salarial de las mujeres comparada con la masa salarial de los varones en el conjunto de la economía”, empieza a explicar Strada.

El concepto de brecha salarial es otro: remite a la masa salarial de las mujeres comparada con la masa salarial de los varones en el conjunto de la economía.”

Dra. Julia Strada, Directora de CEPA y Diputada Nacional por UxP

Y resalta que desde hace diez años la brecha salarial entre hombres y mujeres “no se mueve” y se ubica en torno al 30%. 

En otras palabras -y como dicen las compañeras de Ecofeminita– para igualar los ingresos anuales de los varones, las mujeres tienen que trabajar 1 año y 3 meses más.

Ganamos menos que los hombres porque…

Para Strada, lo importante es comprender cuáles son las razones o los factores explicativos que hacen que la masa salarial de las mujeres – o su participación en la economía- sea menor:

Por un lado, las mujeres tienen tasas de no registración o de informalidad laboral más altas que llevan a que tengan pagos por valores-hora menores a los que tienen los varones (al tratarse de empleos desregulados, fuera de convenios)”, explica.

Cuadro Brecha deasalariados formales e informales

A su vez, enumera causas culturales y sociales:

“Fundamentalmente es el concepto de la feminización versus la masculinización de algunas actividades lo que hace que las mujeres se inserten mayormente en aquellas actividades que se pagan menos. Sabemos perfectamente que hay algunos sectores, como maestranza, trabajadores de servicio doméstico, docencia, sanidad, suelen ser sectores con mayor participación de mujeres y tienen menores valores-hora comparados con la industria, la construcción, el transporte, el sector energético y petrolero. Se trata de una diferencia sustancial”, señala la directora del Centro de Economía Política Argentina (CEPA).

Cuadro Participación Empleo Actividad Económica

Y agrega una tercera variable, quizás sobre la que más hincapié han hecho los feminismos en estos últimos tiempos: 

“La cantidad de horas trabajadas por las mujeres por semana son menores porque tienen menor dedicación al trabajo formal y remunerado, por tener una gran cantidad de horas por día (seis horas según relevamiento) destinadas al trabajo doméstico. Y esta doble jornada laboral impide que haya una inserción plena en el mundo del trabajo”, señala.

La cantidad de horas trabajadas por las mujeres por semana son menores porque tienen menor dedicación al trabajo formal y remunerado, por tener una gran cantidad de horas por día destinadas al trabajo doméstico.”

Dra. Julia Strada, Directora de CEPA y Diputada Nacional por UxP
Horas Trabajo No Remunerado

“Si esos tres elementos no se abordan con políticas públicas, la brecha salarial nunca se va a reducir”, concluye Strada.

En un contexto de eliminación de toda perspectiva de género en las políticas públicas nacionales; en un contexto que busca quitarnos todos los derechos conquistados, lo decimos porque lo tenemos muy claro:

La desigualdad es estructural. 

El pago igualitario es necesario.

Eso que llaman amor y sostiene a este sistema, es trabajo doméstico y de cuidados no pago.

El mercado por sí mismo seguirá cercenando derechos para mujeres y diversidades sexuales: las políticas públicas cambian vidas y hacen la diferencia.

Nosotras movemos al mundo. Es hora de que se nos reconozca.

Matanza avanza sin machismos.


* Las estadísticas oficiales del INDEC se siguen elaborando a partir de categorías binarias varón/mujer, de manera tal que al momento persiste la invisibilización de las diversidades en los principales indicadores socioeconómicos.
Fuente de los gráficos: Observatorio de género de CEPA.

Diseño de Portada: Cristian Arrejin

spot_imgspot_img

Novedades

spot_imgspot_img

Te puede interesar