viernes, mayo 17, 2024
viernes, mayo 17, 2024

7 de mayo: Evita eterna

.

E-v-a P-e-r-ó-n.

Enter.

Una búsqueda vaga en Internet arroja el resultado: “ex primera dama” pero sabemos que las palabras quedan cortas para quien hace 105 años nacía por primera vez un 7 de mayo.

Y digo así, y no es error, porque una y mil veces Eva nace, en el recuerdo de un primer regalo por el Día del Niño y en forma de primer voto de tantas mujeres cuyo derecho les fue negado por tanto tiempo.

Eva vive en los hospitales, hogares de niños y en las escuelas que llevan su nombre y nos saluda desde la localidad matancera que -mito o verdad- tiene la forma de su rostro.

Su nombre es sinónimo de entrega, compromiso y amor por el pueblo.

Además de nombrarla en presente, ¿cómo actualizamos su palabra? ¿cómo honramos su pensamiento y su acción en un nuevo aniversario de su nacimiento?

En la reciente sesión de la Cámara de Diputados para tratar la Ley de Bases propuesta por el gobierno de Javier Milei, Brenda Vargas Matyi -diputada por la provincia de Buenos Aires, oriunda de La Matanza- citó a Evita en su intervención en el recinto.

“No habrá paz mientras no exista justicia social para las y los trabajadores”.

La frase de Eva resonó en la Cámara de Diputados y resuena en cada trabajadora y trabajador que se moviliza:

desde el paro nacional del 24 de enero, la marcha antinegacionista por el Día de la Memoria, la Verdad y la Justicia del 24 de marzo, pasando por el apoyo masivo en todo el país a las universidades el 23 de abril hasta la más reciente del 1° de mayo, posterior a la sesión por la Ley de Bases.

Porque los derechos, la justicia social, se defienden, codo a codo, en las calles. Y también en el Congreso con valor y decisión política, y no con mezquindades y barriendo con los derechos más esenciales.

Mientras tanto, no habrá paz.

Evita eterna, como bandera, nos sigue mostrando el camino.

spot_imgspot_img

Novedades

spot_imgspot_img

Te puede interesar