sábado, abril 13, 2024
sábado, abril 13, 2024

Hacer contacto: ser protagonistas de nuestro embarazo y del nacimiento

.

Parto. Lo primero que me viene a la mente cuando pienso en esa palabra tiene connotaciones negativas. Cuando decimos que algo “es un parto” sabemos que se trata de algo complicado, doloroso y podríamos seguir con los adjetivos.

Hace 34 años Frida Kaplan, que este 24 de mayo cumple 85 años, puso en marcha su método para el embarazo y el nacimiento eutónico.

¿Euto… qué? Paciencia, en esta entrevista con la autora del método, te contamos de qué se trata.

¿Qué es la Eutonía?

Kaplan fue reconocida en el año 2017 como personalidad destacada de la Salud por la Legislatura Porteña por su Método para el Embarazo y Nacimiento Eutónico y La emisión de la O.

Sin embargo, sus inicios no están en absoluto ligados a lo que desde el sentido común concebimos como “el área de salud”: ingresó a la Escuela de Eutonía para mejorar su condición de actriz, su profesión en ese entonces y terminó formando parte de la primera camada de eutonistas de Argentina.

La Eutonía es una disciplina corporal basada en la experiencia del propio cuerpo: la ampliación de la conciencia de la piel, el espacio interno y la estructura ósea a través del contacto consciente. La misma fue creada y desarrollada por la profesora Gerda Alexander en la década de 1930 en Dinamarca y expuesta por primera vez en el Primer Congreso Internacional de Relajación y Re-educación del Movimiento Funcional en 1959 en Copenhague.

“Como parte de nuestra formación vino a Buenos Aires una eutonista europea que nos enseñó a transitar y reconocer espacios internos del cuerpo a través de la emisión de distintas vocales. La letra A para la cabeza, la letra E para el centro del pecho y los brazos y la letra O es para la pelvis”, me explica con serenidad y al mismo tiempo entusiasmo.

La letra A para la cabeza, la letra E para el centro del pecho y los brazos y la letra O es para la pelvis”.

Frida Kaplan, actriz y eutonista

Cómo nació el método

Luego de hacer su primer módulo en la Escuela de Eutonía, Frida viajó a Francia para acompañar a su hija en el nacimiento de su primer hijo.

“La internaron un miércoles y recién el jueves por la tarde rompió bolsa. El viernes a la mañana no había avances y en ese momento se me ocurrió practicar lo que había aprendido en Eutonía -yo de salud no sabía nada, de nacimiento no sabía nada. Así que le propuse a mi hija “emitir la O”. Finalmente, Silvana pudo transitar el nacimiento de su hijo de forma natural.

Cuando regresó a la Argentina, una partera se enteró de lo sucedido en Francia y la invitó a “a investigar trabajando”. De ahí en más, Frida no volvió a parar hasta desarrollar su método de “La emisión de la O”.

El método

El método de Frida Kaplan implica transitar un aprendizaje en la observación del cuerpo, aprender recursos para atravesar y mitigar el dolor o el descontrol y aumentar así “la confianza y el contacto con uno mismo, entre la pareja y ambos con el bebé”, explica su creadora.

La actividad es corporal y los beneficios pueden sentirse también en lo emocional.

A propósito de su reconocimiento en la Legislatura Porteña, nos explica que “es la primera vez que se da una designación semejante a una persona que no viene desde la ciencia. Y lo hicieron porque se descubrió que una mujer para permitir el nacimiento de su hijo lo hace desde el cerebro primitivo. El neocórtex [N de A: el lugar del cerebro donde almacenamos toda la información, lo que pensamos, etcétera] tiene que estar libre, no con información del estilo “tomo aire, saco aire”. Y la emisión de la O conecta directamente con el cerebro primitivo”.

A esta altura de la entrevista, pienso en todos los aprendizajes que hemos sabido cultivar y transmitir como mujeres a lo largo de la historia pero que han tardado tanto tiempo en ser reconocidos por “la ciencia”… hasta el día de hoy.

Abrir las piernas

“Mi abuela sabía mucho de eso. Mi abuela quedó viuda en la Primera Guerra Mundial. Crió a sus hijos, después vino a la Argentina, sus hijos se casaron. Yo soy de la primera generación de argentinos y fui la primera nieta que se casó y que se embarazó”, relata Frida y nos transporta en el tiempo.

“Tenía mucho miedo cuando me embaracé. Y le pregunté:

‘Bobe, cómo hacías para tener a tus hijos?

Y ella me miró, se sonrió y dijo

Yo abría las piernas y los soltaba’.

Eso es lo que hay que hacer. Las clases del método son para aprender a emitir la O en dirección al suelo pélvico y para venir a sentirse, no a pensar. Toda esa información que ahora recibe el cerebro: “Yo no quiero que me hagan esto”, es el neocórtex que va al encuentro con el obstetra como a una pelea. Entonces, aprender a sentirse y a observarse los glúteos, el esfínter anal, los labios vaginales y aprender a soltar.

Cuando hablamos de emitir la O, no es el Om de yoga. Es decir ‘OOOO’ en dirección al suelo pélvico. Es un aprendizaje: dirigir la atención para liberar la tensión. No hay posturas. Y constatar cómo al dirigir la atención se modifica la emoción”, destaca Kaplan.

Cuando hablamos de emitir la O, no es el Om de yoga. Es decir ‘OOOO’ en dirección al suelo pélvico. Es un aprendizaje: dirigir la atención para liberar la tensión”.

Frida Kaplan, actriz y eutonista

¿Y por qué no hablan de relajar partes del cuerpo?

– Porque uno no se relaja por decreto. Pero sí se puede aprender a dirigir la atención. Si a una embarazada con contracciones vos le decís “relajate” le estás pidiendo algo imposible. Pero si esa persona en contacto con su pareja aprendieron la tarea concreta de emitir la O en el momento de las contracciones, ese sonido irá de a poco atravesando el cuerpo de quien está dando a luz y en lugar de estar con la expresión tensa empezará a emitir la O y todo fluirá.

Es por eso que mi libro se puede descargar gratuitamente y siempre estoy dando conferencias en hospitales, porque entiendo que este aprendizaje no tiene que estar circunscripto sólo a la persona que pueda abonar una clase. De esta manera, la mujer y su pareja son quienes se convierten en los protagonistas del nacimiento.

Y el equipo médico acompaña.

Los miedos

– Con todos estos años de experiencia, ¿has encontrado preguntas o dudas que se mantienen más allá de la sobreinformación que abunda en estos días?

– Se mantienen los miedos.

Durante mi primer embarazo estaba de moda el “parto sin dolor”, era un jadeo rítmico que una debía aprender como una técnica  ¿Pero que pasó? Me dolió y me sentí engañada: me habían preparado para que no me doliera.

En el segundo embarazo, estaba de moda el “parto sin temor”, y otra vez me sentí engañada. Porque yo tenía miedo.

Son los miedos universales del proceso de gestación:

el miedo al dolor,

el miedo al hijo «defectuoso»,

el miedo a una muerte (del bebé o propia).

Cuando viene ese miedo o ese pudor, lo ideal es poder hablar y que la pareja o la embarazada sola pueda atravesar las distintas situaciones de miedo, angustia o de dolor haciendo actividades de contacto. El método se basa en aprender mediante actividades a atravesar el dolor. Y entender que esos miedos no son premonitorios, que es algo muy distinto a decir “no tengas miedo”.

– ¿La cesárea podría considerarse un fracaso del Método?

– Siempre comunico a las personas interesadas en asistir a las clases que la concurrencia no viene con el certificado de garantía de que el nacimiento va a ser un nacimiento bajo (natural).

La cesárea es otra manera beneficiosa de nacer y son múltiples las razones por las cuales el nacimiento es por cesárea.

El contacto durante el proceso de gestación es lo realmente importante. Por eso la asistencia a las clases, para aprender a sentirse y para aprender a soltar tensiones. Para poder tener la conciencia vivencial del espacio por dónde va a pasar el bebé.

Para permitirnos incrementar el contacto.

Todavía no está estudiado quién da la orden para que suceda el nacimiento… ¿Lo indica el bebé? ¿Lo indica la madre? ¿Se ponen los dos de acuerdo de alguna manera? La realidad es que no se sabe.

Lo que sí se sabe es que es importante el contacto durante la vida intrauterina.

– En el prólogo de tu libro nuestra secretaria Liliana Hendel dice que sos feminista porque devolvés con el método a la mujer el derecho a ser protagonistas de su embarazo y del nacimiento. ¿Te identificás con esto?

– Absolutamente. Cuando yo empecé a dar las clases hace 34 años, ya incluía al varón en las mismas. Porque veníamos de generaciones de padres ausentes. Y lo importante es que la pareja sea presente. Está probado que el ser que durante su vida intrauterina recibe el amor y la contención de sus padres va a tener una calidad de vida completamente diferente. Ahora y después el hijo es de dos. Porque en el caso de las parejas heterosexuales, lo único que no puede hacer el varón es amamantar. Para todo lo demás que sí puede hacer, se tiene que preparar. Se trata de compartir miedos, angustias, alegrías y distintas responsabilidades.

Está probado que el ser que durante su vida intrauterina recibe el amor y la contención de sus padres va a tener una calidad de vida completamente diferente.”

Frida Kaplan, actriz y eutonista

¡Gratis en La Matanza!

El Jueves 1° de junio a las 11hs tendremos el placer de recibirte en el Hospital Materno Infantil Teresa Luisa Germani (Gregorio de Laferrere) donde habrá una actividad gratuita sobre el método. ¿Cómo será la dinámica de la misma?

Formo docentes en el método y siempre insisto en tener un comportamiento solidario. He ido a muchos hospitales, a La Matanza será la primera vez. Y es mi deseo que toda la población pueda acceder a las bondades que tiene el método. Por eso mi libro se puede descargar gratis en mi sitio web. Para que la mujer aprenda recursos para sentirse, para estar en contacto con su bebé y con ella, porque creo que esto no puede quedar circunscrito a una sola clase social que pueda pagar un curso.

metodo frida kaplan

En el encuentro que haremos en La Matanza, además de todas las preguntas que me quieran hacer, haremos contacto con la zona del suelo pélvico con el objeto que tengan. Siempre solicito que vengan con algún objeto -una pelotita de tenis, un paquete de pañuelitos- o sino, su propia mano. Haciendo contacto con distintas partes del cuerpo van a sentirse y van a crear conciencia, especialmente de la emisión de la O en dirección al suelo pélvico.

Van a vivenciar el espacio interno. Van a aprender a transitar la emisión la O. Y van a vivenciar cómo en contacto con la piel se modifica tanto la zona del cuerpo ocupada como también lo emocional.


Nos sumamos con entusiasmo a la propuesta de Kaplan:
Esta actividad sobre el Método Frida Kaplan de Embarazo y Nacimiento Eutónico estará dirigida a personal del mismo hospital el Jueves 1° de junio a las 11hs, en el Hospital Materno Infantil Teresa Luisa Germani (Gregorio de Laferrere). Y ya estamos programando un segundo encuentro que será abierto a la comunidad.
Porque tocarse está permitido, porque existen otras formas de ser, estar y participar. Tenemos la posibilidad de abordar el embarazo y el nacimiento sin falsas ilusiones, atravesando dolores, miedos y pudores gracias al contacto que nos permite abrir el camino a las vidas que llegan.

spot_imgspot_img

Novedades

spot_imgspot_img

Te puede interesar