lunes, julio 15, 2024
lunes, julio 15, 2024

Deudores alimentarios en PBA: fallo histórico y reformas necesarias

.

En una nota publicada en este portal en noviembre de 2022, la abogada Claudia Hasanbegovic señalaba que  todos aquellos temas referidos a lo económico, a lo financiero, al dinero, no estaban suficientemente considerados todavía como un ejercicio grave de las violencias particularmente sobre mujeres y, en especial, sobre mujeres madres.

Si bien la provincia de Buenos Aires cuenta con un Registro de Deudores Alimentarios Morosos desde el año 2003, tras la sanción de la ley provincial 13.074, nos cansamos de escuchar casos de madres que intentan una y otra vez que los pagos se hagan efectivos sin éxito alguno en la mayoría de los casos.

Según el Informe sobre el Incumplimiento de la Obligación Alimentaria del Ministerio de las Mujeres y Diversidad de la provincia de Buenos Aires, siete de cada diez padres no paga la cuota alimentaria una vez que se separa, dato que se mantiene además a nivel nacional, de acuerdo a otra encuesta, realizada por UNICEF, que arrojó un 63% de incumplimiento.

¿Por qué esa distancia entre la letra de la ley y su cumplimiento efectivo?

Una carrera de obstáculos

“El tema del incumplimiento de la obligación alimentaria es un tema extendido por eso es importante que se establezcan nuevas estrategias para conminar [obligar] a ese pago”, nos explica Sabrina Cartabia, abogada y Jefa de Gabinete de la Subsecretaría de Políticas de Género del Ministerio de las Mujeres y Diversidad de PBA, coordinadora de la investigación que produjo el mencionado informe en 2022.

El tema del incumplimiento de la obligación alimentaria es un tema extendido por eso es importante que se establezcan nuevas estrategias para conminar [obligar] a ese pago.”

Sabrina Cartabia, Jefa de Gabinete de la Subsecretaría de Políticas de Género del Ministerio de las Mujeres y Diversidad de PBA

“Nuestra idea previa a iniciar la investigación era que la falla estaba en la respuesta institucional: cuando les dicen a las mujeres que si no pueden resolver el tema de la cuota alimentaria tienen que judicializar, el camino para acceder a la cuota alimentaria se empieza a parecer más a una carrera de obstáculos con callejones sin salida y no es un procedimiento sencillo que lleve rápidamente a las mujeres al cobro de la obligación alimentaria”.

Con el diagnóstico de esta discriminación sistemática y estructural que profundiza las desigualdades de género, se elaboró un plan para reformar y mejorar el proceso de acceso a la cuota alimentaria.

Una de las propuestas que surgió para que los deudores pagaran fue incluirlos en la Central de Deudores del Banco Central.

Y seamos sinceras: el Veraz (empresa privada) así como la Central de Deudores son registros en el que cualquier persona evitaría aparecer si quisiera entrar en un trabajo registrado, tomar un préstamo o hacer casi cualquier trámite legal en Argentina.

Por orden judicial

Hasta que finalmente un día sucedió: un juez pidió la inscripción de un deudor alimentario en la Central de deudores -el “Veraz”- del Banco Central de la República Argentina. Pero lo más interesante quizás fue que el juez resolvió tomar esta medida sin existir aún la reforma.

“Es un caso plenamente pionero que se enmarca en las medidas del 553, medidas especiales que establece el Código Civil y que ya pueden tomar los jueces y las juezas cuando los padres de los niños y niñas son reticentes al pago por la orden judicial para que los deudores cumplan”, explica Cartabia.

No obstante, la abogada aclara:

“No queremos que sea la medida de un juez “creativo” sino una herramienta accesible a todas las personas. Por eso hay que ir por la reforma legal para que sea universal, con la fuerza de este tipo de fallos, que siguen siendo un precedente para darle fuerza a este posible cambio”.

No queremos que sea la medida de un juez “creativo” sino una herramienta accesible a todas las personas.”

Sabrina Cartabia, Jefa de Gabinete de la Subsecretaría de Políticas de Género del Ministerio de las Mujeres y Diversidad de PBA

Dificultades y fallas del registro sin informar

  • En 20 años de existencia del Registro de Deudores Alimentarios de Buenos Aires -el distrito más grande del país- hay solamente unos 5 mil inscriptos.
  • Los requisitos para el registro: una sentencia firme de alimentos, que suele demorar en promedio 7 años.
  • Una vez que está la sentencia firme, hay que abrir la instancia de incumplimiento y para eso, volver a pagarle a un/a abogado/a.
  • Sólo un 4% de los registrados han pagado y han podido salir del Registro (tasa de efectividad muy baja)

En pocas palabras: hay incontables deudores alimentarios que en la práctica nunca llegan a figurar en el Registro. Y las posteriores respuestas/sanciones por estar en ese Registro “no molestan” a nadie: a lo sumo no podés renovar la licencia de conducir (y son conocidos los casos de deudores que se cambian el domicilio y la sacan igual).

Facilitar el acceso

Por eso es importante:

  • Tener un registro unificado a nivel nacional.
  • Que la entrada al Registro se pueda hacer desde el incumplimiento de los Alimentos provisorios (una vez que se inicia una demanda por alimentos y hasta que sale la sentencia definitiva).
  • Incluir a los empleadores, que muchas veces también son cómplices del incumplimiento alimentario: no retienen lo que corresponde al pago del mismo, o ponen parte de su salario en negro.
  • Sumar medidas efectivas, como la entrada de deudores al Veraz.

Este plan de reforma impulsado desde el Ministerio de Mujeres y Diversidad de PBA se suma al Índice de Crianza -otra herramienta pionera que permite saber cuánto destinan las familias a alimentar, vestir, garantizar vivienda, trasladar y cuidar niños, niñas y adolescentes- lanzado por el Ministerio de Economía del Gobierno nacional anterior, a través del INDEC y  de la Dirección Nacional de Economía, Género e Igualdad que hasta diciembre de 2023 coordinaba Sol Prieto.

La decisión de avanzar con estas investigaciones y publicar los datos obtenidos son parte de una política pública expansiva que abre caminos y repara injusticias, presionando sobre un sistema judicial misógino, patriarcal y refractario a estos cambios que reconocen derechos de las mujeres y diversidades sexuales y repara los daños.

Celebramos cada propuesta y avance concreto que da sentido a lo que exigimos: ¡una reforma judicial feminista!

¡Porque las políticas públicas cambian vidas!

Matanza avanza sin machismos.


Diseño de Portada: Cristian Arrejin

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img

Novedades

spot_imgspot_img

Te puede interesar

Cupo Laboral Trans: la oportunidad

El Cupo Laboral Trans ya es una realidad en...

3J: marchamos en todo el país

Nos queremos vivas y desendeudadas. En aquella primera marcha masiva,...